LA HISTORIA DEL FANÁTICO DE MARADONA QUE LO TATÚA POR TODO EL PAÍS A BORDO DE UN MOTORHOME

Mano a Mano

Written by:

Views: 259

Por Santiago Tuñez

Miércoles 25 de noviembre de 2020. En su estudio de La Boca, Walter Sosa prepara algunos diseños para tatuar. A diferencia de otros días, prefiere el silencio. No hay música en la radio. Tampoco noticias en la pantalla de su televisión. De pronto, suena el teléfono. “Murió Maradona”, le cuenta su novia Mercedes. Dos palabras que impactan en su inconsciente. Dos palabras que dejan de ser una fake news, tal como había pensado, cuando prende el televisor. Dos palabras, en definitiva, que lo shockean en cuerpo y alma. Recién el día después puede llorar la muerte del Diez.

Viernes 25 de noviembre de 2022. A dos años del adiós de Maradona, Walter recorre el país en su motorhome y lleva adelante la gira Tatuando Dieguitos por Argentina. Un proyecto en el que homenajea a la leyenda futbolera a través de sus tatuajes de estilo outline o silueta. “Es muy lindo poder perpetuarlo en la piel de los argentinos y, además, nos vamos encontrando con fanáticos maradonianos por todos lados”, le dice a De Fútbol Somos desde Buenos Aires, mientras se prepara para enfilar a la ruta y acelerar hacia otra etapa del proyecto.

Al principio, Walter y su novia fantaseaban con viajar en una casa rodante. Hasta que en 2019 le diagnosticaron un linfoma en el cuello y lo operaron dos veces. “Cuando me curé y terminé ese proceso, decidimos comprar la camioneta, hacerla motorhome y salir”, recuerda Wally. Entonces, ya había dejado su trabajo en una oficina para dedicarse al tatuaje. Sus diseños sobre Maradona se viralizaron y fueron el disparador para iniciar la gira en homenaje al ausente más presente. “Hace un año surgió la idea y ya llevamos seis meses en viaje”, señala el tatuador itinerante.

-¿En qué lugares del país ya estuviste? ¿Y cuál es tu gran sueño con este proyecto?
-Hasta ahora, recorrí 11 provincias: Santa Fe, Córdoba, San Luis, Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca, Tucumán, Salta, Jujuy, Santiago del Estero y ahí regresamos a Buenos Aires. Y en unos días volvemos a arrancar. La idea es ir a Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Chaco y después cruzar a Brasil. Como sueños, tenemos un montón; nos gustaría ir a Nápoles, por ejemplo. Tatuar allí sería una maravilla. También se nos ocurrió llegar a Malvinas en algún momento. Por lo pronto, nuestro sueño más próximo sería tatuarle un Diego a un brasileño.

-¿Qué significa para vos llevar adelante esta aventura tatuando a Maradona?
-Haber arrancado esta gira después de que se nos fue me parece un lindo homenaje. Por una cuestión de edad, casi no llegué a verlo jugar. Tengo 33 años y, de chico, recuerdo sus vueltas al fútbol, pero no le prestaba tanta atención. Mi familia me inculcó la pasión por este juego y por Diego. Así, empecé a ver sus videos y otros recuerdos que van más allá del fútbol, ya que lo trascendió. Incluso, mi novia siempre fue maradoniana y ahora un poco más, porque le quemé la cabeza.

-¿Cómo es el público que se te acerca para tatuarse a Maradona? ¿Es contemporáneo de Diego o también hay personas que, como en tu caso, no llegaron a verlo jugar?
-Se me acerca gente de todas las edades. Me ha pasado de tatuar a chicos de 18 años y, también, personas más grandes. Por ejemplo, vino un señor de 65 años para hacerse el primer tatuaje de su vida. Era un obstetra del hospital Evita, de Lanús, donde nació Maradona, y estaba muy conmovido. Trabajaba ahí y representaba mucho para él, por lo que decidió llevarlo en su piel.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Wally – VQP Tattoo (@vqptattoo)

-¿Y de qué manera reaccionan cuando terminás de tatuarlos? ¿Hubo gente que se puso a llorar?
-En general, se dan charlas muy emotivas. Me van contando historias que no salieron en ningún lado, como actos de solidaridad de Maradona que no se pueden creer. Ahí te vas dando cuenta cómo era Diego; tenía una bondad increíble. También tuve la suerte de tatuar a Giannina, una de sus hijas, y se le pusieron los ojos rojos cuando vio el diseño terminado. Me di cuenta que se frenó para no llorar. Lo mismo me pasó con varias personas. Se emocionan un montón.

-¿Cuáles son los diseños que más te piden de Diego?
-Lo bueno del estilo outline es que te permite hacer a Maradona fuera de lo futbolístico. Me pasó de tatuarlo comienzo pizza o poniéndose protector solar. Eso me parece hermoso. Me gustan más los tatuajes que se hace la gente con un Diego costumbrista. En realidad, me gustan todos, aunque en mi estilo me parece más especial cuando me piden una foto de Diego haciendo otra cosa que no sea jugar al fútbol. Para mí es uno de los tipos más fotogénicos de la historia. Cada foto suya te deja algo.

-Después de haber iniciado esta gira por el país, ¿qué le dirías a Maradona?
-Sólo le diría gracias. Lo tomás con todas sus cosas y lo amás con eso. Con mi novia siempre decimos que está financiando un sueño, porque nosotros vamos tatuando Maradonas por todo el país, dejándolo en el piel de cada argentino, y encima nos ayuda a cumplir nuestro sueño de viajar. Diego significa mucho para nosotros.

*Foto principal: diario Los Andes, de Mendoza.

Comments are closed.